Grupo GSS: Servicios de Atención al Cliente, Marketing Telefónico y Outsourcing

Noticias

  Volver
  • Enviar Enviar
  • Imprimir Imprimir
  • Cambiar tamaño de texto ++Cambiar tamaño de texto --Cambiar tamaño de texto

Noticias

abr 10
share

"Mi despacho es el de todos"

Expansión

E. V. MADRID

09/04/2012

Directivos

 

 

DESPACHANDO CON...

Vicente LópezPresidente de Grupo GSS

 

"Mi despacho es el de todos"


El presidente de Grupo GSS lo comparte con otros dos directivos, porque así piensan más y mejor.

 

Vicente López cree en el trabajo en equipo, por eso, cuando afirma "mi despacho es el de todos", no lo dice con la boca pequeña. Realmente, este lugar de trabajo, que para muchos directivos es un sitio íntimo en el que pueden pensar con tranquilidad, para López es un "puesto de mando" donde están todos los directivos de la compañía. "¿Para qué queremos un despacho cada uno? Lo mejor es compartirlo y así las ideas fluyen de un lugar a otro. El objetivo es que las tres patas de la empresa estén en el mismo sitio. Nos vemos las caras y trabajamos juntos, en equipo". Actualmente, en él están el presidente, el consejero delegado y la dirección general de la compañía. El grupo GSS es una empresa poco conocida para el consumidor, pero una de las que más conocen al cliente. Es una multinacional española que da servicio a otras empresas, gestionando la atención al cliente (Telefónica, Banco Santander, Mutua Madrileña, Vodafone, Repsol, Iberia, Sanitas...). Emplea a 7.000 personas y factura 95 millones de euros. Un ejemplo: en Perú es el primer empleador del país y está en otros ocho países.

 

Vicente López es conocido como el padre de las líneas 900 en España. En 1986, fundó una empresa de márketing telefónico y fuerza de ventas, Teleaction. Esa empresa y el concepto de negocio que tenía creció mucho en los noventa y López buscó en EEUU nuevos socios. En 1998 vendió la empresa, que había creado con un capital de dos millones de pesetas, por 60 millones de euros. López, con 60 años, decidió jubilarse. Pero este retiro le duró poco.

 

A los pocos años, su hijo, que trabajaba con él, decidió montar otra empresa también de márketing directo y fuerza de ventas, pero incorporando la gestión de los clientes y buscando la satisfacción de los mismos. En 2000, Vicente López se convirtió en presidente de Grupo GSS y ahora con 71 años ya no piensa en la jubilación. "He abandonado la idea del retiro porque me encuentro muy a gusto".

 

 

López no tiene ni mesa ni silla en su despacho. "Normalmente uso la redonda de reuniones, pero si no está libre, me siento donde veo un hueco. Lo importante no es tu mesa o tu silla". Lo único que este veterano directivo tiene en el despacho es la máquina del café. "No puede faltar".

 

Él mantiene en su empresa la misma política que quiere que transmitan sus trabajadores a los clientes de las compañías con las que trabaja. "Cercanía. Ése es el concepto. Las empresas han comprado los servicios de call center a granel, no se han preocupado por el servicio que daban. Ahora se está cambiando a dar un servicio más personalizado, de calidad. Vender vino, bueno y embotellado es más caro, pero el consumidor lo agradece. Las compañías se han dado cuenta de que pierden clientes por dar un mal servicio y ahora empiezan a rectificar. Hay que potenciar observatorios de calidad y hacer auditorías para ver cómo se están ofreciendo los servicios. La satisfacción del cliente es un intangible que no se mide en la cuenta de resultados, pero pesa mucho".

 

Descargar artículo de Expansión en pdf Descargar artículo Expansión.
 

 

 

 

 

Vicente López en Expansión

 

  Volver